TIPOLOGIA PARTE 3

El propósito y el significado tipológico
del Tabernáculo de Moisés

 

1-     El objetivo del Tabernáculo: “Yo moraré en ellos” (Exodo 25:8)

El Tabernáculo fue la morada de Dios en la tierra. Dios había sacado a los israelitas de Egipto para estar solos con él en el desierto. Allí lejos de Egipto, Dios le mandó a Moisés a construir una morada para El, así el pueblo recordaría la dicha incomparable que poseían en tener a Jehová en medio de ellos.

2-   El propósito del Tabernáculo:

a)     Proporcionar un lugar donde Dios podía morar entre su pueblo (Exodo 25:8 ; 29:42-46 ; Números 7:89). En esto vemos el sublime deseo de Dios de tener comunión con su pueblo a travéz de los representantes escogidos y así asegurarse que Dios estaría con su pueblo para guiarlo en todo momento. El Tabernáculo era la primera morada de Dios sobre la tierra. Él andaba en la compañía de Adán en Edén. Visitaba a Abraham en Mamre, pero no tenía morada allí. Aquí baja para habitar con sus redimidos, y desde entonces hasta ahora Él ha tenido una morada en la tierra. Después del tabernáculo, el templo en la tierra (2 Crónicas 6:3-6); y cuando su día pasó, el Hijo del seno del Padre vino. Dios fue manifestado en carne, “aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros” (Juan 1:14). La gloria de Dios era manifiesta en el templo de su cuerpo. Después fue formada la Iglesia: una casa espiritual, un templo santo, edificada con piedras vivas. Esta es la morada actual de Dios en la tierra.

Ninguna casa, no importa cuán magnífica, ningún templo hecho de manos, no importa cuán grandioso puede reclamar el honor de ser “la casa de Dios”. Él no mora en templos hechos de manos. Pero “donde dos o tres” de sus santos redimidos se encuentren congregados en el nombre del Señor Jesucristo, allí está Él en medio de ellos (Mateo 18:20). Este es su descanso; aquí habitará, porque lo ha deseado (Salmos 132:14). Y un día, cuando no habrá más tiempo ni pecado ni muerte, cuando los trabajos y lágrimas del desierto habrán pasado, el último adversario vencido, y Dios será todo en todos, entonces estará “el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo” (Apocalipsis 21:3).

b)      Ser el centro  de la vida religiosa, social y moral. La tienda siempre se colocaba en medio del campamento (Números 2:17) y era el centro de las celebraciones de fiestas nacionales.

c)      Enseñar grandes verdades espirituales por medio de los sacrificios, el diseño del Tabernáculo y los servicios sacerdotales. Los objetos y ritos son prefiguras de estas verdades. (Hebreos 8:1-2 ; 8:11 ; 10:1)

 3-   La tipología general del Tabernáculo.

Como se dijo, dios mandó a construir el Tabernáculo para enseñarnos en forma ilustrada algunas verdades espirituales. La tipología del Tabernáculo es de aspecto triple en su significado.

a)     En primer lugar, el Tabernáculo es símbolo de Cristo; la idea que nos da el Tabernáculo es que Dios habitaba en medio de su pueblo; y la plena realización se encuentra en la encarnación de Cristo “…y el verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros” (Juan 1:14 ; literalmente Jesús hizo el Tabernáculo entre nosotros)

 El Tabernáculo es la revelación de Cristo y su obra redentora. La persona de  Cristo está gloriosamente presentada en todas las dimensiones del  Tabernáculo, desde el Arca del Pacto en el Lugar Santísimo hasta las cortinas y cuerdas del Atrio (Hebreos 10). Jesucristo es el verdadero Tabernáculo que el Señor levantó y no los hombres (Hebreos 8:1).

b)     El Tabernáculo es tipo de la Iglesia (Efesios 2:19-22). Hay una intima relación entre Cristo y Su Iglesia, Cristo es la cabeza y nosotros somos los miembros de su cuerpo. La cabeza y el cuerpo son inseparables; la congregación de Israel y el Tabernáculo eran como la afirmación anterior, se pertenecían mutuamente. De esta manera el Tabernáculo no es solamente un tipo de Cristo sino también de su cuerpo, la iglesia.

c)      El Tabernáculo es tipo del creyente (1 Pedro 2:5). Hoy en día nosotros somos el Tabernáculo de Dios. El corazón del hombre ha llegado a ser habitación de Dios por medio de su Santo Espíritu.

El Apóstol Pablo se refiere a los creyentes como templo de Dios, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo…?” (1 Corintios 6:19). También Pablo habla del creyente como el templo (2 Corintios 6:16).

Es importante notar que en las citas de arriba el Apóstol emplea el vocablo griego naos cuando habla del templo, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo (naos) del Espíritu Santo…?”. La palabra naos entre los judíos, se usaba para denotar el santuario interior del templo en el cual solamente los sacerdotes podían entrar. En estos pasajes se emplean para indicar la iglesia, el cuerpo de Cristo y el cuerpo del creyente (1 Corintios 6:19) shekinah = Gloria de Dios.

4-   Los nombres del Tabernáculo.

a)     Tabernáculo (Exodo 25:9)

La palabra Tabernáculo significa: RADICARSE, HABITAR. Así lo describe como un lugar de habitación o morada.

Como típico; los lugares santos hechos por manos del hombre eran figura del verdadero (Hebreos 9:24). El cuerpo de Cristo, en el cual y por medio del cual hizo la reconciliación entre Dios y el hombre, era el más amplio y más perfecto Tabernáculo (Hebreos 9:11) “El verbo se hizo carne y habitó (griego = puso su tienda de campaña) entre nosotros” (Juan 1:14), como un Tabernáculo.

b)     Santuario (Exodo 25:8)

La palabra santuario se usa para denotar santidad, así describe el Tabernáculo como un lugar santo porque la presencia de Dios es lo que le da este atributo.

Podemos suponer que Moisés cuando entró en medio de la nube y permaneció allí por un largo tiempo, vería y oiría cosas gloriosas referentes al mundo superior, eran cosas que no estaba permitido oír y imposible expresar.

En estos versículos, Dios hace saber a Moisés su intención de que el Pueblo de Israel le construyan un santuario, pues tenía el propósito de habitar en medio de ellos (v. 8). Dios escogió al Pueblo de Israel para ser Rey sobre ellos, por esto ya les había dado leyes para su gobierno y comportamiento comunitario como también algunas normas generales para el culto.

Ordena que se levante en medio de ellos un palacio real como cámara suya, a esto se le llama santuario, o lugar santo, o habitación y de El se dice: “Trono de gloria, excelso desde el principio, es el lugar de nuestro santuario” (Jeremías 17:12).

c)      El Tabernáculo de reunión (Exodo 29:42-44)

Se le denomina así porque allí Dios se reunía con su pueblo. Este lugar fue el punto de contacto con Dios.

d)     El Tabernáculo del Testimonio (Exodo 38:21 ; Números 1:50)

Así se llamaba porque contenía el Arca y las Tablas de la Ley.

e)    Tienda

Se le puso así por su cubierta exterior que se asemejaba a una carpa.

“Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?

Jehová es la fortaleza  de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?” (Salmo 27:1)

5-   La construcción del Tabernáculo

a)     El modelo del Tabernáculo (Exodo 25:9 ; 26:30)

Fue diseñado por Dios; no se puede decir como fue la manera en que Dios le revelo a Moisés el diseño del Tabernáculo. Moisés lo construyo según el patrón sobrenatural que le fue dado. Dios fue el verdadero arquitecto y por consiguiente, Moisés no tenía la libertad de hacerlo a su manera. Aún Bezaleel, el carpintero principal, trabajó inspirado por Dios (Exodo 31). Todos los detalles fueron preconcebidos por Dios y cada una de sus partes eran necesarias para revelar las verdades espirituales. (Exodo 25:40 ; 39:42-43 ; 40 ; Hebreos 8:5 ; 9:9-23)

b)    Una descripción del Tabernáculo.

El Tabernáculo en sí era una estructura rectangular que media unos catorce metros de largo por cuatro y medio de ancho, estaba encerrado o rodeado por un patio.

c)      Materiales de construcción y el costo del Tabernáculo (Exodo 25:3-7)

Los materiales fueron también designados por Dios.

El siguiente es un calculo del costo aproximado en dólares (E.E.U.U) del Tabernáculo.

Material

Costo

Oro

$ 875.000.00

Plata

$ 198.605.00

Bronce

$         693.00

No están incluidos en esta suma las vestiduras, adornos, joyas, cortinas y labor. El gran costo de esta estructura nos habla del enorme precio de nuestra redención.

d)     La procedencia de los materiales (Exodo 25:3-7)

Los materiales fueron obtenidos por medio de ofrendas voluntarias del Pueblo de Israel. (Exodo 35:5-21 ; 36:5-7). Dios no forzó a nadie a ofrendar, la obligación provenía del amor y la gratitud del pueblo. Muchos creen que fueron tomados de los egipcios cuando los israelitas salieron de este país (Exodo 11:2). Habían estado en esclavitud durante mucho tiempo por lo cual demandaron a los egipcios oro y plata antes de salir; les pertenecía por derechos de sus servicios, una forma de pago de un salario que nunca recibieron en sus años de esclavitud. Otros afirman que estas riquezas fueron despojos obtenidos de los enemigos, los Amalecitas (Exodo 17:8-13).   Todos los materiales con los cuales fue edificado el tabernáculo eran ofrendas voluntarias del pueblo de Dios. Para adorar la morada del Dios de Israel no era admisible el oro de ningún extranjero o extraño. Las donaciones del pecador inconverso no son aceptadas por el Señor, ni deben ser mezcladas con las ofrendas de los santos. El cristianismo ha pecado profundamente en esto. El mundo mantiene la iglesia profesante, y mundanos ricos son sus columnas. Dinero mal adquirido, sacado de hombres carnales y dedicado en el nombre de Dios, es usado para edificar templos religiosos en los cuales el orgullo y la vanidad de los hombres puedan ser exhibidos. Tales sacrificios no agradan a Dios; saben a la ofrenda de Caín, y Dios no les tiene respecto. Dios es un Dador generoso; y los que han recibido las riquezas de su gracia, bien pueden reflejar su carácter.

El conocimiento de la bondad de Dios estaba presente en los corazones de su pueblo; habían probado la dulzura de la redención y de sus resultados. Estaban en el rocío de su juventud, y  dieron de lo mejor a Dios. Los príncipes trajeron sus preciosas piedras y especias; las mujeres trajeron sus brazaletes y sus joyas; y los que no tenían riquezas para dar, mostraron su amor por sus labores. Hombres fuertes cortaron los árboles , las mujeres hilaban. Mañana tras mañana (Exodo 36:3), las ofrendas de corazones voluntarios llegaban, y eso en tal abundancia que Moisés tuvo que mandarles que las suspendieran. “Pues tenía material abundante para hacer toda la obra, y sobraba” (Exodo 36:7). ¡Preciosa gracia” Nos recuerda los primeros días de la iglesia de Dios, cuando Mamón había perdido su dominio, y las riquezas de los santos fueron dadas a Dios (véase Hechos 2). ¡Qué triste el cambio en los días de Malaquías el profeta! El pueblo se había apartado del Señor. Había perdido el conocimiento de su bondad; y preguntaron: “¿En qué nos amaste?” (Malaquías 1:2). Trajeron el cojo y el enfermo de sus bueyes al altar de Dios, y guardaron los buenos para sí. Ninguno cerraría una puerta ni alumbraría el altar para Dios sin recibir pago por su trabajo. Y cuando el Hijo de Dios apareció a este mismo pueblo, ellos le valoraron y le vendieron por treinta piezas de plata.

e)     Los Obreros (Exodo 31:2 ; 6 ; 35:25-26 ; 36:2-4)

Bezaleel y Aholiah fueron llamados y preparados para trabajar en metales y enseñar a otros a laborarlos. Bezaleel era de la tribu de Judá, tribu real (Hebreos 7:14). Era la primera tribu de la marcha (Números 10:14). Aholiah era de la tribu de Dan, la última tribu en el campo. Así el Señor nos enseña que El puede escoger los vasos que utilizara de cualquier parte. El llamo a un apóstol, educado a los pies de Gamaliel y otro de una barca de pescadores en el lago de Galilea (Exodo 36:2). También las mujeres emplearon sus manos hilando telas primorosas. Y a quienes Él así llama, prepara para su servicio. Esto es más de lo que el hombre puede hacer. “Todo hombre a quien su corazón le movió a llegarse a la obra, para trabajar en ella” (Exodo 36:2). Corazones voluntarios produjeron manos voluntarias para trabajar para Dios. Así lo harán todavía. Un corazón voluntario –un deseo de trabajar- es la necesidad urgente de la hora presente. Los santos de corazones fríos siempre encontrarán una excusa débil para su ociosidad; pero los corazones ardiendo del amor de Jesús fácilmente hallarán trabajo que hacer para Él. Dios está edificando su tienda celestial. Ahora es la oportunidad para los santos de mostrar su amor. Nada verdaderamente dado a Dios o hecho para Él con el ojo sincero será olvidado en un día venidero.

6-   La Posición del Tabernáculo.

El Tabernáculo estaba situado en un lugar céntrico entre las tribus de Israel. Siempre se colocaba en el centro de las tribus aún cuando estaban en marcha, como si estuvieran acampando.

El campamento se hacía en forma cuadrada, tres tribus acampaban en uno de los cuatro lados laterales. La tienda sagrada se ubicaba en el centro y su puerta siempre viendo hacia el oriente. La posición céntrica del Tabernáculo nos habla de la presencia de Dios en medio de su Pueblo. Dios estaba en medio de ellos, no será conmovido. Dios la ayudará al clarear de la mañana (Salmo 46:5). El orden de las instrucciones que Jehová dio a Moisés para la construcción del Tabernáculo y sus vasos; es el orden en cual fueron hechos y colocados, el orden fue de adentro hacia afuera, es decir empezando del Lugar Santísimo hacia el Altar de bronce (Exodo 25:10-40).

El orden es de Dios hacia el hombre, esto se manifiesta en el plan de redención, Dios envió a su Hijo desde su seno al pesebre en Belén hasta la cruz del Calvario, desde la cual alcanzó al pecador con todos sus pecados. Este mismo orden, es cuando en nuestras almas percibimos la verdad, desde nuestras entrañas hacia el exterior. Comenzamos en la puerta y en el altar de bronce (la salvación), llegamos a la fuente (la santificación) y seguimos hasta llegar al trono de Dios (Lugar Santísimo).

a)    Ejemplos de este orden.

En Efesios, Dios comienza consigo mismo. El habla de su gloria, propósito y su gracia en Cristo comienza antes que el mundo fuese (Efesios 1). Luego busca al hombre y le encuentra en pecado. Después le levanta y le sienta en lugares celestiales junto a Cristo Jesús (efesios 2:5-6). Así la obra divina es del Lugar Santísimo hacia la puerta del atrio, y de la puerta regresa al lugar santísimo. Ahora en Romanos, vemos que Dios comienza en la puerta del atrio con la condición perdida del hombre, (Romanos 1), y entonces, por medio de la salvación, lo saca de la condenación y termina santificándole por la fe (Romanos 2:23,24), y le asegura que ya no hay separación entre el Lugar Santo y el Lugar Santísimo (Romanos 5:1 ; 8:1)

b)    La Ubicación de las Tribus.

Lado

Norteño

Lado Occidental

Lado Sureño

Lado

Oriental

Neftalí     53.400 Benjamín 35.400 Gad       45.650 Isacar     54.400
Dan         62.700 Efraín       40.000 Rubén   46.500 Judá       74.600
Hacer      41.500 Manases   32.000 Simeón 59.300 Zabulón 57.400

Cada Tribu tenía su propia bandera y cada familia tenía su propia ensignia.

c)    El Tabernáculo es tipo de:

1-      Cristo. (Juan 1:14 ; 2 Corintios 5:19-21)

2-     La Iglesia. (Efesios 2:22)

3-     El Creyente. (1 Corintios 3:16-17 ; 6:14 ; 2 Corintios 6:16)

4-     Cosas por Venir. (Apocalipsis 21:3)

5-     El hombre en su naturaleza triple. EL atrio representa al hombre físico o cuerpo, el Lugar Santo al hombre intelectual o el alma, el Lugar Santísimo, a la vida espiritual o el espíritu.

7- El orden de las instrucciones dadas por Dios a Moisés.

Por el orden en cuanto al Tabernáculo y sus vasos queremos decir el orden en que fueron hechos y colocados, es decir, de adentro hacia afuera o del Lugar Santísimo hacia el altar de bronce. EL Orden es de Dios hacia el Hombre. En esto vemos el esfuerzo y la iniciativa por parte de Dios por alcanzar y salvar al hombre. El orden en el cual nosotros comprendemos que la verdad es de adentro hacia afuera. En esto vemos el esfuerzo. Para llegar a Dios el hombre debe comenzar en la puerta y el altar de bronce (la salvación), llega a la fuente (santificación) y sigue hasta la presencia de Dios en el Lugar Santísimo. En este estudio de tipología seguiremos el orden en que el alma nuestra percibe la verdad, de afuera hacia adentro.

 

Hola, usted puede hacer uso de este material con libertad. Esta sección pertenece a la primera parte de un folleto de estudio con énfasis sobre El Espíritu Santo. Cada día tratare de poner un nuevo resumen del mismo hasta llegar al final del libro. En la página de descarga usted podrá bajar el mismo en formato PDF y al final pondré el libro completo. Usted puede imprimirlo y usarlo con libertad. Dios te bendiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments are closed.