LOS DONES DEL ESPIRITU SANTO

Los Dones del Espíritu Santo.

I Corintios 12:4-11

 

  Una iglesia con amor pero sin los dones es muerta, una iglesia con dones pero sin amor es como metal que resuena; amor y dones hacen una iglesia viva. El apóstol Pablo nos aconseja no ignorar acerca de los dones espirituales (I Corintios 12:1). La descripción de los dones espirituales que siguen a continuación constituye una fase definida de la labor y el ministerio del Espíritu Santo. Entre esos dones figuran el don de profecía, de género de lenguas e interpretación que se observan entre nosotros los pentecostales. Nuestro propósito es que la iglesia aprenda que hay otros dones gloriosos y necesarios en la iglesia que están a nuestra disposición.

 

Clasificación de los Dones

Los dones del Espíritu Santo según aparece en I Corintios 12, pueden clasificarse en tres grupos:

1-      Dones de Revelación => Operan en el intelecto => Son para entender

1-      Palabra de Sabiduría.

2-      Palabra de Ciencia.Palabra de Discernimiento de espíritus.

3-      Palabra de Discernimiento de espíritus.

2-      Dones de Poder => Operan en lo físico => Son para Actuar

1-      Don de Fe.

2-      Operación de Milagros.

3-      Dones de Sanidades.

3-      Dones de Expresión de la Palabra => Operan oralmente => Son para Hablar

1-      Profecía.

2-      Géneros de Lengua.

3-      Interpretación de Lenguas.

 

Dones de Mayor Relevancia en su Grupo

 

1-      El Don de Palabra de Sabiduría es el mayor en su grupo.

Sabiduría es la facultad de emplear conocimiento o ciencia con buen juicio en forma acertada. La discreción o discernimiento de espíritus constituye sólo una parte de la vasta esfera de la ciencia o conocimiento; por tanto es inferíor al don de la palabra de ciencia.

2-      El Don de Fe es el mayor en su Grupo.

El don de operación  de milagros es mayor que los dones de sanidades y existe en este don un elemento casi creador, pero se necesita el don de fe para la operación de sanidades y milagros (Mateo 17:20).

3-      El Don de Profecía es el mayor en su Grupo.

En I Corintios 14:5 se nos dice que mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, si también no interpretare. De esta manera el don de géneros de lenguas, sumadas al don de interpretación de lenguas equivale al don de profecía.

4-      El Don de Profecía es el mayor de Todos.

El apóstol Pablo dijo: “ Empero procurad los mejores dones” I Corintios 12:31. Se refería a los dones de palabra de sabiduría, de fe y de profecía, pues ellos son los mayores en su grupo, de igual manera el apóstol aconsejo: “sobre todo que profeticéis” (I Corintios 14:1). El don de profecía no solo llena su propio fin de dar el mensaje de Dios, con el poder del Espíritu Santo, sino que constituye por el cause o medio por el cual se expresan los dones de fe, de ciencia y sabiduría.

 

Dones del Ministerio

 

Es importante notar que Pablo en su carta  a los corintios no solamente nos señala esta lista de nueve dones del Espiritu  que manifiestan el poder de Dios en la vida del creyente y capacitan para un servicio excelente, sino tambien nos hace mencion de otros dones los cuales tenemos que ubicarlos dentro de la clasificacion de dones del ministerio juntamente con los cinco primarios que Pablo menciona en capitulo 4 de la carta a los efesios.

En el capítulo 12 de Romanos hay otra lista de dones del ministerio que suplementa la lista oficial que se nos proporciona en I Corintios 12. Los dones registrados aquí son: enseñanza, exhortación, ministerio, repartición, presidencia y demostración de misericordia.

El ministerio a que se refiere Romanos 12:7, es el de servir en la iglesia. Cuando Pablo y Bernabé iniciaron su primer viaje misionero, llevaron a Juan Marcos en el ministerio (Hechos 15:5). Esto significa que Juan Marcos iba como un asistente, servidor o uno que atendía las necesidades materiales de los dos apóstoles. El vocablo diácono tal como se encuentra en I de Timoteo 3:8 se deriva de la misma raíz etimológica que significa ministerio (Romanos 12:7). Así el diácono que asiste en asuntos materiales de la Iglesia, es un ministro, y debe poseer el don del ministerio, que es un don del Espíritu Santo. Los dones de presidencia, repartición y demostración de misericordia, son un tipo de servicio muy elevado y operan de acuerdo a la gracias que se nos da.  Este tema de los Dones del Ministerio sera tratado con mayor detalle en clases posteriores, de momento solo hemos querido señalar la mencion de Pablo de estos dones y los cuales no debemos confundir con los dones del Espiritu Santo los cuales estamos estudiando.

 

Don del Espíritu Santo a Diferencia de

Los Dones del Espíritu Santo

 

Pedro dijo en Pentecostés: “Y recibiéreis el don del Espíritu Santo…”. Hay que recibir el bautismo con el Espíritu Santo para que habitando en nosotros en toda su plenitud manifieste sus dones en nosotros. Todos los cristianos tienen el Espíritu Santo y todos deben recibir el bautismo (ser llenos) del Espíritu Santo.

  Los Dones no son Prueba de Santidad.

Santiago nos recuerda que Elías era un hombre sujeto a las mismas pasiones que nosotros (Santiago 5:17). Su huida ante las amenazas de Jezabel y su profundo desánimo bajo el enebro nos confirman lo que nos dice Santiago. Sin embargo el ejercitó el don de fe como nadie lo ha hecho. Los corintios ejercitaban los dones como pocas Iglesia lo han hecho y sin embargo eran carnales (I  Corintios 3:1-3)

 

Dones de Revelación: Para saber

Siendo que la encarnación del verbo es un misterio, necesitamos la revelación por la fe para comprenderlo.  Vamos a tratar en forma detallada el grupo de los dones de revelación: son ellos Palabra de Sabiduria , Palabra de Ciencia o Conocimiento y Discreción o Discernimiento de Espíritus.  Estos dones operan en la esfera mental o del intelecto.  Sabiduria es la correcta aplicación de la ciencia o conocimiento.  La ciencia es pues, un prerrequisito para la sabiduria y la enseñanza.  Enseñar es impartir conocimientos.  Ningún, maestro puede enseñar sino domina primero la materia.  La enseñanza es cierta clase de sabiduria en sí misma.  La sabiduria es la facultad de proceder con buen juicio, como conviene, en base a los conocimientos o ciencia que poseemos.

1- Palabra de Conocimiento.

El don de palabra de conocimiento es la revelación sobrenatural al hombre de una pequeña porción del conocimiento de Dios. Es una participación en grado infinitesimal de la omnisciencia de Dios. Por medio del don de la palabra de conocimiento nos es revelado algo que de otro modo jamás hubiésemos conocido. Textos para estudiar: 2 Reyes 5:20-27 ; 2 Reyes 6:8-12 ; 2 Reyes 19:14-18 ; Hechos 5:1-11.

1-      ¿Porque se dice “Palabra de Ciencia”?

El vocablo verbo, con que se designa al Señor Jesús en Juan 1:1,4 significa también palabra, y es el titulo que lo representa como expresión del Padre (Juan 1:18).  De la misma manera entonces que el verbo o palabra es la expresión visible de un pensamiento invisible , así también Cristo es la expresión tangible del Dios invisible.  Por lo tanto, palabra de sabiduría y de conocimiento o ciencia son grados de sabiduría y ciencia que el Espíritu Santo desea impartir al cristiano.

2-      La Ciencia de Dios

El don de la palabra de ciencia es del Espíritu Santo y procede de el mismo.  Y como el Espíritu Santo es Dios y todo lo sabe, nos imparte cierto grado de conocimiento en las cosas de la vida y del universo, tal como las conoce Dios.  Pedro tenía razón cuando le dijo al Señor Jesús: “Señor, tu sabes todas las cosas”  (Juan 21:17).  “En el cual están escondidos todos los tesoros de sabiduría y conocimiento” (Colosenses 2:3 ; Hebreos 4:13; 15:18; I Pedro 1:2;  Romanos 8:28; 2 Corintios 16:9)

3-      Ciencia o Conocimiento con respecto a Dios

Además de la ciencia que posee Dios, existe un conocimiento con respecto a Dios que puede ser impartido por el Espíritu Santo, “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová” (Proverbios 1:7).   EL apóstol Pablo oró por los efesios a fin de que Dios…. (Efesios 1:17-19; 3:18,19).   El objetivo del ministerio cristiano es el llegar a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios (Efesios 4:13).   Oró por los Colosenses a fin de que crecieran en el conocimiento de Dios (Colosenses 1:10).  Su propio objetivo personal quedó expresado como sigue:  a fin de conocerle (Filipenses 3:10).  Aunque él tenía un vasto conocimiento de Cristo (Efesios 3:4; 2 Corintios 11:6).   Pedro nos recomienda lo siguiente:  2 Pedro 3:18,  Moisés oró:  para que te conozca (Exodo 33:13), y Dios le respondió (Salmo 103:7)

4-      Ciencia o Conocimiento con respecto a Acontecimientos.

Dios, en virtud de su Omnipresencia y su Omnisciencia está presente en todas partes y sabe al mismo tiempo lo que ocurre en todo lugar.  Jesús vio a Natanael bajo la higuera antes de que éste acudiera al Maestro (Juan 1:48).   Sabia que Lázaro había muerto sin que nadie se lo dijera (Juan 11:14).   Conocía la vida de la mujer samaritana (Juan 4:18).  Eliseo sabía la posición del ejercito sirio y se lo comunicó al rey de Israel (2 Reyes 6:8-12). Sabía también que Giezi había ido tras Naamán para solicitar un presente (2 Reyes 5:26). Pedro fue informado por el Espíritu de que tres hombres procedentes de la casa de Cornelio preguntaban por él (Hechos 10:19-20). Samuel sabía que Saúl venía hacia él, que habían encontrado las armas y también sabía donde encontrar a Saúl cuando se había escondido en el bagaje (I Samuel 9:15-16). Pedro sabía que Ananias y Safira mentían en cuanto al precio de venta de su heredad (Hechos 5). Estos casos son ejemplos del don de conocimiento manifestado en los siervos de Dios.

 

2- Palabra de Sabiduría.

La Palabra de Sabiduría es la revelación sobrenatural de la sabiduría y propósitos de Dios. Por el don de la palabra de conocimiento nos son revelados eventos o circunstancias pasadas o presentantes; por el don de la palabra de sabiduría nos es revelado el propósito de Dios concerniente a cosas, eventos o personas, generalmente en el futuro.

Textos para estudiar: Génesis 6:13-22 ; Génesis 19:12,13 ; Génesis 41:28-41 ; Hechos 15:13-35

La sabiduría de Dios otorgada a los cristianos, es necesaria para resolver los asuntos importantes y difíciles en la Iglesia de Cristo.  La sabiduría edifica, por así decirlo, con el material que proporciona la ciencia o sabiduría La sabiduria entiende todas las cosas, todas las leyes o principios.  La sabiduria posee todo lo que necesita en lo que respecta a asuntos o materia (angélica, humana y natural).   Además del poder y la habilidad.   En fin de la sabiduría es hacer que se cumplan los grandes fines que glorificarán a Dios, y con ese propósito trabaja.

En proverbios 8:22-30 encontramos una hermosa personificación de la sabiduría, además Lucas 11:49 y I Corintios 1:21.

1-      El consejo de Dios (Proverbios 9:10 ; 8:13)

La sabiduría de Dios está escrita y expresada en las leyes de Dios. Aconseja e instruye a los hombres con respecto a la senda por la cual deben transitar a fin de hallar felicidad, paz y prosperidad (Proverbios 8:20-21). En todos sus consejos, sus direcciones, sus mandamientos y sus juicios, el Señor despliega su sabiduría. Sabio será el hombre que escucha sus consejos (Proverbios 9:10). Las declaraciones y las parábolas de Cristo constituyen la expresión de la sabiduría de Dios (I Corintios 1:24 ; Colosenses 2;3). Es prudente y sabio hacer lo recto, la sabiduría de Dios nos manifiesta lo que es resto.

2-      En la Sabiduría hay Dirección Personal.

Además del consejo de carácter general que se encuentra en su Palabra, hay veces cuando Dios proporciona consejos específicos y personales a sus hijos por medio de la Palabra de Sabiduría. Mientras la iglesia de Antioquía ayunaba y oraba, el Espíritu Santo dijo: “Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra para la cual los he llamado” (Hechos 13:2). Pablo había recibido orden del Espíritu Santo de no predicar en Asia y cuando pidieron que fuera a Bitinia “mas el Espíritu no les dejó” (Hechos 16:6,7). Tanto la iglesia como sus obreros necesitaban la sabiduría para su dirección. Por lo tanto en esa ocasión se manifestó el don de Palabra de Sabiduría.

3-      Predicación con Unción (Sabiduría)

Cuando mediante la predicación inspirada se le presenta a los hombres todo lo que Dios ha provisto para la redención, el mismo Espíritu que inspiró a los piadosos hombres que escribieron las Sagradas Escrituras, inspira también a los que proclaman por medio de la Palabra los propósitos de Dios (Hechos 6:10). La Palabra de Sabiduría es impartida a aquellos que predican en circunstancias que presentan argumentos convincentes en el poder del Espíritu (I Corintios 2:1-7), “con demostración del Espíritu Santo y Poder”. Se necesita la sabiduría que procede del cielo en el estudio y predicación de las cosas profundas de Dios (I Corintios 2:10 ; Colosenses 1:28).

4-      La Sabiduría en el Gobierno de la Iglesia.

Los juicios o sentencias de la ley mosaica eran las interpretaciones y aplicaciones de los Diez Mandamientos respecto a los problemas prácticos y las situaciones que se crearían en la vida diaria de los israelitas. Así los consejos de Jesús en el Nuevo Testamento que conciernen a nuestra vida personal y a los problemas de la Iglesia necesitan ser interpretados y aplicados. El Gran Administrador de la Iglesia es el Espíritu Santo y proporciona la palabra de sabiduría cuando ella es necesaria para dirigir nuestra vida para la ejecución de nuestra tarea. Cuando se produjo murmuración entre los discípulos de la iglesia que se hallaba en sus comienzos, con respecto al ministerio diario (Hechos 6), los apóstoles recibieron palabra de sabiduría para esa occasión. Cuando la iglesia resolvió considerar si la circuncisión era necesaria o no para la salvación, la sabiduría de Dios le fue proporcionada a Jacob (Hechos 15:28,29). Pablo, al aconsejar a los corintios, recibió la palabra de sabiduría, e hizo distinción entre su propia mente o intelecto y el de Dios, (I Corintios 7:6,10,25,40) y con las excepciones que indicó, escribió con la sabiduría que le había  sido dada (2 Pedro 3:15).

5-      Sabiduría en la Revelación Personal.

Esta sabiduría no es únicamente para los predicadores y administradores. El apóstol Pablo oró por sus convertidos para que la recibieran (Efesios 1:17). Así mismo el apóstol pide que sus convertidos sean llenos de conocimiento espiritual (Colosenses 1:9). Esta sabiduría está disponible para los que la piden por la fe (Santiago 1:5-6 ; Colosenses 3:16).

6-      Sabiduría para la Defensa.

Cuando el Señor Jesús predecía las persecuciones que esperaban a sus discípulos, prometió lo siguiente:  (Lucas 21:15 ; 12:11,12). Cuando le tendieron una trampa al Señor preguntándole ¿Nos es licito dar tributo al Cesar, o no?. La sabiduría que encerraba su respuesta fue tan profunda y su defensa tan eficiente que sus enemigos maravillados guardaron silencio (Lucas 20:20-26). La Defensa de Esteban fue tremenda (don de palabra de sabiduría), que sus enemigos crujían sus dientes. (Hechos 7)

7-      La Sabiduría de Pura. (Santiago 3:17)

La sabiduría consiste en saber la voluntad de Dios y la senda del buen comportamiento. Dios no daría este don a los que no siguen una conducta recta. Santiago también se refiere a la mansedumbre de la sabiduría (Santiago 3:13). Este don es semejante a su Dador, manso y humilde de corazón, (Mateo 11:29) e imparte su naturaleza al que lo posee. Por eso los hombres podrán saber si la sabiduría que poseemos es de lo alto o no.

 

  3- Discernimiento de Espíritu.

El don de discernimiento de Espíritus es la revelación o capacitadad sobrenatural concedida por el Espíritu Santo al creyente, para atender, penetrar, discernir y hasta ver los espíritus o sus actividades, y juzgar si son buenos o malos, ángeles o demonios.

Textos para estudiar: Marcos 9:25,26 ; Hechos 8:20,23 ; Lucas 10:8 ; Mateo 16:22,23 ; Marcos 16:22,23.

El Don de Discreción de Espíritus es una herramienta indispensable para el ministerio cristiano. La discreción o discernimiento de espíritus es una fase de tal importancia del conocimiento espiritual que se le reconoce como un don diferente al de palabra de ciencia. La razón de ello reside en el valor que tiene este don en la vida y ministerio cristiano.

1-      Dos Reinos o Dominios de los Espíritus.

El gran mundo de los espíritus esta dividido entre el bien y el mal. Dios y el diablo son monarcas por así decirlo, de sus respectivos reinos.  Los querubines, serafines, arcángeles, y ángeles obedecen a Dios. Los principados, potestades, gobernadores de las tinieblas de este mundo, malicias espirituales en los aires, malos espíritus y demonios, están todos bajo la autoridad de Satanás. Estos dos reinos luchan entre sí y la guerra de los siglos continua. El Espíritu Santo es el comandante en jefe, si cabe el vocablo del ejercito de Dios. El   El Espíritu Santo vive personalmente en el creyente y lo vitaliza. Así que el don de discernimiento de espíritu es para el cristiano una valiosa arma, tanto ofensiva como defensiva. (Efesios 6:11-17)

2-      La Estrategia de Satanás.

El enemigo es un espíritu que actualmente opera en los hijos de desobediencia, y así mismo dispone de espíritus y demonios, o sea, seres espirituales definidos, a quienes ubica en intelecto y cuerpo de personas incrédulas, susceptibles a la actividad de esos seres malignos. El propósito de Satanás no solamente es de atormentar y afligir a sus víctimas, sino emplearlas como instrumentos o medios para oponerse al evangelio y engañar a los obreros cristianos.

 

Dones de Poder: Para Actuar.

4- Fe

Es la confianza sobrenatural en Dios para aquellos problemas y necesidades que requieran una solución sobrenatural. El don de fe no es la fe salvadora, ni la fe como fruto. Tampoco debemos confundir el don de fe con la fe regular que se requiere para la operación de cualquiera de los dones.  Textos para estudiar: Marcos 4:31-41 ; Marcos 11:22 ;  Mateo 17:20

Los grandes ministerios del Antiguo Testamento, y aun el del Señor Jesús, estuvieron dotados con el Don de Fe. Para realizar el nuestro, también necesitamos de este don. “Si tuvieres fe como un grano de mostaza, diríais a este monte: Pásate de aquí allá: y se pasará y nada os será imposible”. (Mateo 17:20)   Fe es el poder por medio del cual Dios habla, y al hablar, hace que las cosas se cumplan. “Y dijo Dios: Sea la luz y fue la luz”  Y así sucesivamente, durante los seis días de la creación. (Génesis 1:3 ,6,9,14,20,24). “Por fe entendemos haber sido compuestos los siglos por la Palabra de Dios, siendo hecho lo que se ve, de lo que no se veía”. (Hechos 11:3)  Este es el poder por medio del cual el Señor Jesús convirtió el agua en vino, multiplicó los panes y los pescados, clamó la tempestad, echó fuera demonios y resucitó los muertos. Es la palabra de autoridad divina.

1-      Podemos Tener la Fe de Dios.

Cuando el don de fe esta en operación, es la fe de Dios la que funciona por medio de los hombres. Cuando Pedro y Juan realizaron el milagro de sanar al hombre cojo en la puerta de la Hermosa; Pedro exclamó: (Hechos 3:16). Cuando Elías creyó en Dios en lo referente al portentoso milagro del fuego que caería sobre el sacrificio empapado en agua, oró diciendo: I Reyes 18:36. Tanto las instrucciones que había recibido, como la fe tenían su origen en Dios. Cuando Moisés decretó la muerte de Core, Datan, Abirán y los 250 seguidores la cual se produciría al abrirse la Tierra y tragarlos vivos, manifestó lo siguiente: (Números 16:28). Dios le había dado instrucciones sobre lo que debía decir y hacer, y así mismo la fe con la cual hacerlo. “Y lo que ahora vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. (Gálatas 2:20)

 

5- Milagros.

Es la intervención sobrenatural del poder de Dios mediante el cual las leyes naturales son controladas, alteradas o suspendidas. Un milagro es una intervención sobrenatural en el curso ordinario de las leyes de la naturaleza. El don de operación milagros es la manifestación del Espíritu Santo dando poder sobre las leyes de la Naturaleza.  Textos para estudiar: Josué 10:12,13 ; I Reyes 18:31-39 ; Exodo 14:21,22 ; 2 Reyes 6:6 ; Hechos 13:6-11 ; 8:39.

La obra de Dios es sobrenatural y por lo tanto la iglesia de Cristo necesita hombres llenos de fe y poder por medio de los cuales Dios pueda cumplir sus propósitos.

Esteban era un hombre lleno de gracia y de potencia (Hechos 6:8). Este versículo nos sirve de introducción para el estudio del don de operaciones de milagros, el cual es distinto al don de fe. Esteban tenía ambos dones, Aunque son similares en lo que a naturaleza respecta, en I Corintios 12:9,10 el Espíritu Santo hace la siguiente distinción entre ellos, “A otro fe por el mismo Espíritu… a otro, operaciones de milagros”. Jesús nazareno, varón aprobado de Dios entre vosotros en maravillas, prodigios y señales que Dios hizo por El en medio de vosotros… Hechos 2:22.    Tenemos aquí el don de operaciones de milagros en el ministerio de Cristo. Y el Evangelio fue confirmado por aquellos que escucharon a Jesús (Hebreos 2:4).  Nuevamente se nos narra la realización de milagros, cuyos autores eran aquellos que le habían escuchado.

1-      Milagros Efectuados por Pablo y Pedro.

El apóstol Pablo refiriéndose a sí mismo dice: (Gálatas 3:5 ; 2 Corintios 12:12 ; Hechos 19:11,12). Tenemos aquí los temas de sanidades y el poder de la fe, por medio de los que se operaban milagros especiales, transmitidos por medio de pañuelos y sudarios. (Hechos 5:12-16 ; 9:32-42).

2-      Definición de lo que es un Milagro.

Un milagro constituye la intervención ordenada en las operaciones regulares de la naturaleza, la suspensión sobrenatural de una ley natural. Cuando Eliseo hizo flotar el hierro invirtió una ley de la naturaleza, según la cual los objetos pesados se hunden (2 Reyes 6:1-7).   Isaías hizo retroceder diez grados la sombra en el reloj de Acaz, en calidad de señal para Ezequiel. (Isaías 38:7,8)

 

6- Sanidades.

Los dones de sanidades son la manifestación sobrenatural del Espíritu Santo a través del creyente para sanar toda clase de enfermedad sin ningún medio humano. Por medio de estos dones de sanidades; el enfermo es sanado y las obras del diablo son destruidas. Textos para estudiar: Mateo 4:23-25 ; 5:1,2 ; Marcos 2:12 ; Juan 9:2,3 ; Hechos 19:11,12

El señorío que Satanás en el plano de la enfermedad se remontó a la caída del hombre en el jardín del Edén. Dios dijo lo siguiente: “Porque el día que comieres, morirás”. (Muriendo morirás) (Génesis 2:17) Adán comió y el proceso de la muerte comenzó. La enfermedad es la precursora de la muerte (Romanos 5:12). Si la muerte reina sobre todos los hombres, luego todos los hombres están sujetos a enfermedad, su subsidiaria. La enfermedad y la muerte llegaron al mundo como consecuencia de la caída del hombre en el jardín del Edén, y están así relacionados con la restauración. Es efecto, en la restauración tanto la enfermedad como la muerte habrán sido vencidas.

1-      La Sanidad figura en la Expiación.

Gracias a Dios hay un remedio en virtud del cual el hombre puede restablecerse de la caída y de sus resultados desastrosos (Juan 1:29 ; I Juan 2:2 ; Isaías 53:5,6). Ahora bien, si él llevo sobre sí nuestros pecados y sufrió nuestro castigo, no debemos creer que también llevó nuestras enfermedades; que constituyen una parte del castigo por nuestros pecados. Fue eso lo que hizo el Señor. En el versículo mencionado anteriormente citado del libro de Isaías, se nos dice que por sus llagas fuimos nosotros curados.

Cuando Mateo cita el capítulo 55 de Isaías, dice: “El  mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras dolencias”. (Mateo 8:17 ; I Pedro 2:24 ; Santiago 5:15 ; Salmos 103:3 ; Exodo 15:26).  La sanidad es parte de los derechos derivados de nuestra redención, y ese convencimiento nos inspira valor para reclamar la sanidad.

2-      Operaciones de los Dones de Sanidades.

La imposición de manos en los cristianos y la unción con aceite son dos formas por las que operan los dones  de sanidades. Los dones funcionan por orden divina. Y lo que Dios ordena, nadie lo desordena.

 

 

Dones de Inspiración

 

7- Profecía.

Unción sobrenatural para la pronunciación o declaración inspirada en el idioma vernáculo. En el griego la palabra profecía significa el que habla en nombre de otro. En el hebreo la palabra significa, manar como una fuente. Textos para estudiar: Hechos 21:8-11 ; I Corintios 12:10 ; I Corintios 14:3 ; I Corintios 13:8.

Si somos verdaderamente creyentes en Dios, buscaremos ser usados por el Espíritu Santo con los mejores dones, el de profecía es el mejor de todos.  “Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra y en ciencia”. (2 Corintios 8:7).  Hemos considerado ya los dones de revelación y los de poder. Pasaremos ahora a estudiar los dones de expresión vocal y oral.   A este grupo pertenecen los dones de profecía, de géneros de lenguas e interpretación de lenguas. Todos están relacionados íntimamente con la palabra y es por ello que se les denomina como de expresión oral. Operan en el plano del Espíritu. Se pueden decir que los dones de expresión oral, expresan y transmiten las emociones de Dios.    Los dones de revelación ponen de manifiesto el intelecto o mente de Dios, los dones de poder su potencia y los de expresión oral los sentimientos de su corazón.

1-      Las Palabras de Dios.

El apóstol Pedro dijo: “Si alguno habla (dones de expresión) hable conforme a las palabras (logos) de Dios”. (I Pedro 4:11) Que hablen los oráculos divinos, es decir, las palabras mismas de Dios que sirvan de expresión a la mente de Dios, así como Cristo en calidad de Verbo, es la expresión de Dios. (Juan 1:1,18)

2-      Expresión del Espíritu.

Desde que la profecía era la expresión que confirmaba el haber recibido la plenitud del Espíritu Santo en la época abarcada por el Antiguo Testamento y las lenguas es la demostración de que se ha recibido el bautismo en el Espíritu Santo, es evidente que la palabra o el lenguaje constituye la efusión espontánea o expresión del Espíritu. Son éstos los dones que más se observan en el Movimiento Pentecostal de hoy. Aarón su vara frente a Faraón, y se convirtió en serpiente (Exodo 7:10). Estos fueron milagros.

 

8- Lenguas.

El don de lenguas es la manifestación del Espíritu Santo por medio del creyente que le capacita para hablar sobrenaturalmente en un idioma desconocido para el que habla. Las lenguas como “don” y como “señal” de haber recibido el bautismo en el Espíritu Santo son parecidas, aunque no idénticas. Las lenguas como “señal” son una experiencia personal y privadas; las lenguas como “don” son un ministerio público.  Textos para estudiar: Isaías 28:11,12 ; I Corintios 14:22.

 

9- Interpretación de Lenguas.

Es la manifestación sobrenatural del Espíritu Santo por la cual capacita al creyente para expresar en el idioma conocido el significado de lo que ha sido dicho en lenguas desconocidas por medio del don de lenguas. El don de interpretación de lenguas complementa el don de lenguas. El don de lenguas con la interpretación equivale al don de profecía.  Textos para estudiar: I Corintios 14:1 ; I Corintios 12:21 ; Romanos 12:6 ; Hechos 8:20.

No  hay necesidad de imitar, ya que Dios ha derramado de su espíritu, sin medida.  Se ha dicho anteriormente que géneros de lenguas, mas la interpretación, equivalen a la profecía. Esta declaración se basa en I Corintios 14:5 y es verídica. ¿Porque tenemos entonces el don de genero de lenguas, cuando la profecía, en el plan de Dios, nos proporciona en forma directa y en el propio idioma el mensaje del Espíritu?.  Lo primero que respondemos es que lo que Dios ha hecho está siempre bien hecho y que no es conveniente criticar a Dios.   Por el Espíritu, el profeta Isaías dijo lo siguiente: (Isaías 28:11,12). EL Señor mismo dijo: (Marcos 16:17. De esta manera las lenguas constituyen la idea y la operación de Dios, y aquellos que critican a Dios y a sus planes, lo hacen por su cuenta y riesgo.

1-      Este Don Refleja Amor por las Naciones.

Cuando la salvación pertenecía a una nación (los judíos), la lengua materna era suficiente para transmitir el mensaje del Espíritu. Pero en el día de Pentecostés la salvación se puso a disposición de todos los pueblos y naciones, de manera que otras muchas lenguas fueron elegidas por el Espíritu como vehículo de expresión. El distinto idioma por medio del cual se expresa el Espíritu Santo al bautizar al cristiano es significativo, y señala el hecho de que ahora desea que su mensaje se trasmita a todas las naciones, hasta lo último de la Tierra. (Mateo 28:19 ; Hechos 1:8)

 

Hola, usted puede hacer uso de este material con libertad. Esta sección pertenece a la primera parte de un folleto de estudio con énfasis sobre El Espíritu Santo. Cada día tratare de poner un nuevo resumen del mismo hasta llegar al final del libro. En la página de descarga usted podrá bajar el mismo en formato PDF y al final pondré el libro completo. Usted puede imprimirlo y usarlo con libertad. Dios te bendiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments are closed.